Vanegas es garantía

Vanegas es garantía
0

Arranca ya en la Ciudad de México el Foro Turístico de México del periodista Fernando Martí Brito en su edición XV, evento que tiene el propósito fundamental de reunir a la prensa especializada y a los actores principales para debatir los temas más importantes que atañen a la industria.

Análisis, estudio y debate son aproximaciones críticas a la actividad que se encuentra entre las principales generadoras de divisas para México, compitiendo fuerte contra la tan alicaída industria petrolera de exportación, las remesas que envían los mexicanos que trabajan en el extranjero –principalmente en Estados Unidos, donde ahora son oficialmente repudiados por el gobierno y sus envíos amenazados con imposiciones brutales– y ahora las manufacturas principalmente del ramo automotriz, cuya prosperidad también está amenazada por Donald Trump, lo que la vuelve estratégica para el país.

No sabemos con precisión hasta ahora por qué magnitud de daños derivados del antimexicanismo exacerbado del presidente de Estados Unidos tendrían que preocuparse nuestros empresarios turísticos y gobiernos, pero es muy improbable que el furibundo magnate no enfile sus baterías también hacia la industria de la recreación, que para desgracia de nuestro país, por lo menos en lo que se refiere al sector tradicional de sol y playa, tiene como principalísimo cliente a nuestro vecino del norte, con apenas una reducida participación del mercado canadiense y una muy marginal de otras regiones del globo.

Lo cierto es que los gobiernos mexicanos de las últimas décadas básicamente se han dedicado, parafraseando a López Portillo, a “administrar la abundancia” que brindaron las bellezas naturales de México aunadas a nuestra posición geográfica y a la sempiterna debilidad de nuestra moneda, pero poco o nada hicieron por realmente desarrollar la industria.

En el Caribe mexicano las cosas no fueron distintas. En el sexenio de Joaquín Hendricks Díaz se buscó traer la Fórmula 1 de automovilismo, se perfiló el surgimiento del turismo de salud y se trató de consolidar el de negocios, pero en los sexenios de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo sólo se le hizo “aquimichú” a la promoción de nuestras playas y se realizaron jugosos negocios en las adyacentes industrias inmobiliaria y de la construcción, con lo que las milagrosas recuperaciones del embate del huracán Wilma en 2005 y la recesión mundial de 2008-2009 se dieron prácticamente solas.

Lo que no se hizo, no se hizo: la diversificación, el ordenamiento y la implementación de estrategias alternativas al negocio tradicional, pero hoy lo responsable sería no quedarse en un esquema que, si bien no es tan desolador como el de la exportación de hidrocarburos, la manufactura de partes automotrices y vehículos o la llegada de dinero de las familias con emigrados a Estados Unidos, sí enfrenta serios riesgos por lo menos a cuatro años.

El Gobernador Carlos Joaquín asistió a inauguración foro y participó en la mesa de análisis “Una visión distinta: el turismo por regiones. El caso de la Península de Yucatán”. Esperamos que de ahí se desprenda una visión distinta del turismo, que supere el modelo ya agotado de principios del milenio, aunque hay que reconocer que eso nunca ha dejado de prometerse, ¡faltaba más!. Veremos, pues.

Por lo pronto es un hecho –y muy alentador– que tenemos una secretaria de Turismo estatal muy capaz, cortada con una tijera distinta, que no se queda en los lugares comunes de la mercadotecnia: cuando hace poco más de un mes se presentaron los ataques criminales en Playa del Carmen –Blue Parrot– y Cancún –Vicefiscalía–, Marisol Vanegas Pérez estaba en plena Fitur de Madrid –uno de los escaparates más importantes del mundo– y ahí le tocó enfrentar la crisis. No sólo logró aclarar el turbio panorama, sino que fue capaz de contener las ambiciones de los mayoristas que ya se lanzaban en pos de la reducción de las tarifas. Su trabajo fue excelente. Por esa parte sí tenemos garantías, pues superó con éxito una durísima prueba.

Correo: columnacafennegro@hotmail.com

Twitter: @ColumnaCafe