Quiere irse bien

Quiere irse bien
0

Javier Zetina González deja la Auditoría Superior del Estado, cargo al que llegó como parte del paquete de impunidad que armó el ex gobernador Roberto Borge. Pero no se quiere ir por la puerta de atrás. Quiere irse bien, aunque no haya llegado bien. Lo colocaron donde está como un cancerbero de la opacidad y la truculencia. Y él aceptó de buen grado esa tenebrosa encomienda. Porque es ambicioso. Le gusta el poder. Su sueño frustrado fue ocupar la presidencia municipal de Cozumel, pero no pudo. No se la dieron. Siempre hubo alguien por delante de él.

A él siempre lo vieron como “canchanchan”.  Para hacer la “talacha”. Nunca fue  parte del círculo cerrado de las administraciones de Félix González  y de Roberto Borge. Su misión estaba en las alcantarillas del poder. A diferencia de su hermano Jaime, que se codea con la “casta divina” de Yucatán y que ha alcanzado mayor jerarquía que él. Por eso se distanciaron. Javicho no trascendió más allá de Cozumel, en cambio Jaime fue parte del gabinete de Yvonne Ortega en Yucatán, y ocupó cargos de alta dirección en la empresa emblemática de la casta divina de Yucatán. Félix lo trajo a Quintana Roo y le dio delicadas tareas, como la tesorería en los meses en que Jaime Hernández Zaragoza fue alcalde interino de Cancún. Período del que hay  mucho que hablar.

De Javicho no se hablaba porque sus responsabilidades no eran relevantes. Y ahora que se comienza a hablar de él se tiene que ir. Y no es que vaya a hacer mal su trabajo. A lo mejor lo hace bien. Es posible. Pero una gran parte de la sociedad y de la opinión pública –que no son la misma cosa, aunque tengan vasos- desconfía de él. El gobierno y ni que decir de los diputados del PAN, PRD y Morena lo ven con suspicacia en el mejor de los casos.

Entró por la puerta de atrás pero a lo mejor sale por la puerta de adelante. Es cosa de tiempo. A menos que…

Diálogo político

En una reunión de café un prominente panista, ante la sorpresa de sus interlocutores, dijo: “Paty Sánchez es nuestra Güera Beristaín”. ¿Qué habrá querido decir? O sea, ¿cómo se puede interpretar ese comentario?

Playa del carmen y la cultura

Suponemos que en Playa del Carmen no hay promotores culturales porque la alcaldesa trajo a Renán Guillermo de Yucatán, que tiene buena trayectoria y es pariente, se dice, de Juan Pablo Guillerno.

Correo: jorgeg512@hotmail.com

Twitter: @JorgeG512