Home SALUD Las 5 alteraciones más comunes a la hora de dormir

Las 5 alteraciones más comunes a la hora de dormir

Las 5 alteraciones más comunes a la hora de dormir
0

Han conseguido alterar las costumbres y estilos de vida, en especial a lo que se refiere al denominado “higienedel sueño”.

Tener televisión en la habitación, revisar el celular antes de dormir y al despertar, o trabajar en la cama con el computador, se han convertido en actividades rutinarias de gran parte de la población mundial. Sin embargo, también han conseguido alterar las costumbres y estilos de vida, en especial a lo que se refiere al denominado “higienedel sueño”.

Pero el brillo de las pantallas o el sonido de los mensajes ingresando al celular no son los únicos responsables del mal dormir, sino que también hay otros factores que influyen directamente en ello. Con motivo del Día Mundialdel Sueño, te contamos a continuación cuáles son las cincos alteraciones del sueño más comunes y cómo pueden ser tratadas.

  1. Apnea del sueño

También conocida como la evolución de los ronquidos —presentes en el 60% de la población adulta, mayor de 40 años—, la apnea es la obstrucción de las vías respiratorias superiores.

Si bien en muchos casos es consecuencia del sobrepeso y la obesidad, también es posible que se deba a que las amígdalas y adenoides son demasiado grandes.

Existen diferentes niveles de apnea del sueño. Cuando es de grado medio se recomienda usar la placa Damn, cuya función es adelantar la mandíbula para que exista mayor espacio en las vías respiratorias.

Ahora bien, cuando el nivel de apnea es grave, existen dos tipos de tratamiento: el uso de CPAP —que actúa enviado una presión a las vías aéreas con el fin de mantenerlas abiertas—, y la extracción de amígdalas y adenoides mediante cirugía.

El mayor riesgo de no tratar la apnea es la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares. Esto se debe a que con cada apnea se estimulan neurotransmisores, generando daños en los vasos sanguíneos. También se podrían sufrir arritmias o infartos.

  1. Somnolencia diurna excesiva

Cuando una persona duerme mal durante la noche, no logra un sueño reparador y siente cansancio durante el día, lo que se conoce como somnolencia diurna excesiva.

Para tratarlo de manera correcta, lo primero que se debe hacer es determinar la causa del mal dormir, que puede estar asociada a cambios en el estilo de vida -por ejemplo, comer, realizar ejercicio o dormirse más tarde que de costumbre- o a una falta de higiene del sueño, es decir, utilizar la cama no solo para la vida en pareja y el dormir, sino también como escritorio para hacer trabajos, leer o revisar las redes sociales.

Según señala Jorge Jorquera, broncopulmonar y miembro del Centro del Sueño de Clínica Las Condes, también es posible que la somnolencia diurna sea provocada por problemas a la tiroides o cuadros grave de anemia, por lo que es importante revisar cada caso por separado.

  1. Insomnio

Es la falta anormal de sueño y dificultad para conciliarlo al momento de dormir. Puede estar relacionada con cambios en la rutina diaria, trastornos emocionales —estrés, ansiedad, depresión, etc.— y, en algunos casos, el uso de determinados fármacos.

Para tratarlo es importante realizar una higiene del sueño, proceso que muestra beneficios en la mayoría de los pacientes después de implementarlo. Los especialistas también recomiendan eliminar la siesta, comer de manera liviana antes de ir a dormir, y evitar el café, el alcohol y el cigarrillo.

El insomnio persistente tiene serias consecuencias, ya que el no poder dormir reduce el desempeño en las actividades habituales, genera irritabilidad y disminuye la capacidad de reacción, lo que podría derivar en accidentes. Cuando se trata de un problema crónico, es posible que cause también depresión.

  1. Síndrome de piernas inquietas

Es un trastorno asociado a la falta de hierro en la sangre, por lo que puede presentarse en embarazadas, personas que sufren de insuficiencia renal o anemia. Se caracteriza por una incontrolable necesidad de mover las piernas, acompañada por una incomodidad que obliga a hacerlo y que aumenta al estar en reposo.

La mejor manera de tratarla es consumiendo productos ricos en hierro, como carnes y verduras, o bien un suplemento que debe ser indicado por un especialista.

  1. Narcolepsia

Muchas veces hereditario, se trata de un trastorno del despertar. Quienes lo sufren si bien duermen de noche y tiene un sueño reparador, durante el día presentan ataques de sueño y se quedan dormidos en cualquier lugar, lo que puede ser peligroso para su seguridad y la de su entorno.

La causa de la narcolepsia radica en una disminución de las proteínas que participan en el dormir, lo que hace que quienes la sufran tengan una mayor tendencia a quedarse dormidos, llegando rápidamente al sueño REM, el más profundo de todos.

“También podría haber pérdidas en el tono muscular, es decir, las personas no son capaces de mantenerse en pie, el cuerpo se duerme y aunque se confunde con desmayos, las personas no pierden el conocimiento”, asegura Andrea Contreras, neuróloga especialista en Trastornos del Sueño de Clínica Las Condes.

Las personas que padecen este trastorno deben ser especialmente cuidadosas con su sueño nocturno, implementando rutinas del sueño para disminuir la sintomatología diurna. Asimismo, el especialista puede recomendarle fármacos para estimular la vigilia y bloquear los pseudo desmayos.